Las cooperativas proyectan conectar a Internet a más de 300 barrios populares

En el marco de la Resolución 477-2020 del ENACOM, la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (CATEL), la Cooperativa de Provisión y Comercialización de Servicios Comunitarios de Radiodifusión (COLSECOR) y la Federación de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires Ltda. (FEDECOBA) le presentaron un plan al gobierno para brindar el servicio de Internet a 358 barrios populares en todo el país.


CATEL, COLSECOR y FEDECOBA en forma conjunta, asociativa y con un interés común de mejorar la calidad de vida en las comunidades, llevarán los servicios de telecomunicaciones de sus cooperativas asociadas, hacia los barrios populares más necesitados.

c-conexion-barrios-populares-1En conjunto, estas tres entidades representan más de 400 cooperativas con presencia en las 24 provincias del territorio argentino. Unos 358 Barrios Populares se podrán beneficiar por la implantación de estos servicios, 158 de ellos son parte de los conglomerados de Gran Buenos Aires, Gran Rosario y Gran Córdoba.

Esta acción se realiza en el marco de la Resolución 477-2020 del ENACOM de fecha 31 de mayo de 2020. Esta normativa aprueba la creación del Programa de Emergencia para garantizar el acceso a Servicios TIC para los barrios populares. De esta forma, se cumple con el objetivo de lograr la igualdad en las condiciones de acceso al mundo digital de estas áreas con aquellas sitios de mayor desarrollo en el país, dentro del contexto de la pandemia COVID-19.

Llevar conectividad a zonas desprovistas de este servicio conlleva enormes beneficios de diversa índole para su población: social, educacional, laboral, económica. El resultado es además altamente positivo en el desarrollo de la zona cuando es un prestador local quien lleva a cabo el proyecto, generando actividades de obra con personal de la zona durante la construcción de la red y actividades técnicas y operativas durante la prestación de los servicios. Asimismo, tratándose de una cooperativa, lo producido es reingresado en la comunidad en un círculo virtuoso.

instalacion fibraLas asociadas a CATEL, COLSECOR y FEDECOBA se encuentran en condiciones de ejecutar eficientemente proyectos de despliegue de redes de fibra óptica tipo FTTH/GPON y/o redes wireless tipo Carrier-Grade WiFi (hoy tecnologías de última generación totalmente adecuadas a este fin, sea en forma individual o en combinación) en los barrios populares de sus zonas. Contarán con el apoyo institucional de las mencionadas instituciones y con ANR dispuestos por el ENACOM como recurso y herramienta indispensable a tal fin.

Las cooperativas una vez más demuestran su voluntad y disposición para cubrir las necesidades de la comunidad, aún en los contextos más difíciles.

Ariel Fernández Alvarado, presidente de CATEL, destacó: “La pandemia nos obliga a trabajar de manera conjunta tanto a sector público como privado, entidades como las cooperativas son uno de los actores claves para resolver la grave problemática que existe en la barrios populares, en este caso diferentes organizaciones nacionales cooperativas nos ponemos al servicio de estas personas, en momentos donde estar conectado marca grandes diferencias”.

José Néstor Lino, presidente de COLSECOR, declaró: “Nuestras cooperativas asociadas se desarrollan por la voluntad solidaria de la ciudadanía local. El compromiso y responsabilidad de la dirigencia social sostiene desde hace décadas, la prestación de los servicios esenciales, públicos y comunicacionales. El tiempo presente con la pandemia es una excepcionalidad que requiere esfuerzos propios extraordinarios en confraternidad para una mayor igualdad y equidad comunitaria. Trabajamos desde la integración, para que la conectividad sea social, inclusiva, democrática y federal.”

Angel Echarren, vicepresidente de FEDECOBA, concluyó: “Los servicios públicos y sociales cooperativos se han convertido más que esenciales en este marco de aislamiento producto de la pandemia por coronavirus. Dar conectividad para que los habitantes de nuestras comunidades puedan trabajar, estudiar, comerciar y realizar todo tipo de actividades que les permita un desarrollo digno ha sido prioritario para las entidades que representamos. De allí que consideramos que esta iniciativa contribuirá –en el marco de los principios y valores que nos distinguen- al desarrollo integral de las personas y comunidades que abarca. ”